Logo Colegio De Abogados Cadiz

Insostenible situación del Juzgado nº1 de Violencia sobre la Mujer de Algeciras

Desde el mes de octubre de 2020, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Algeciras tiene competencia comarcal que se extiende a todas las localidades del Campo de Gibraltar. Ha asumido competencias sobre los delitos de violencia contra la mujer y todas las causas derivadas (entre otros los procedimientos de familia y medidas para hijos) que antes se tramitaban en los partidos judiciales de La Línea y San Roque.

Esto ha supuesto que las víctimas de localidades como La Línea, San Roque, Jimena, Tesorilllo y Castellar, que antes acudían al Juzgado competente en sus partidos judiciales (Juzgados de Instrucción número 3 de La Línea y Juzgado de Instrucción número dos de San Roque, respectivamente), ahora se ven obligadas a desplazarse hasta el Juzgado de Violencia de Algeciras (normalmente en más de una ocasión), durante largas jornadas, para exigir justicia y protección en este tipo de delitos que tanta alarma y sensibilidad social producen.

Esta asunción de competencias y comarcalización del Juzgado de violencia, como era de prever, ha provocado un enorme acumulación de asuntos al acumularse las causas en un único Juzgado, lo que está produciendo retrasos y disfunciones tales como los siguientes:

Necesidad de traslado de las victimas a Algeciras. La mayoría de víctimas no tiene medios económicos, los servicios de transporte en el Campo de Gibraltar son muy deficientes y hay escasez de medios policiales que puedan efectuar su traslado. Al igual que las víctimas, testigos, y abogados tienen que trasladarse a las dependencias del Juzgado.

Excesiva demora en las guardias de asistencia a detenidos y víctimas de violencia. Las partes son citadas a las 10 de la mañana, y en múltiples ocasiones la guardia se prolonga hasta más allá de las 10 de la noche. Detenidos, investigados no detenidos, victimas, testigos, y letrados, se ven obligados a permanecer en las instalaciones del Juzgado, por más de 12 horas, sin las condiciones mínimas exigibles, máxime en un momento como el actual en el que las restricciones que exige la pandemia resultan de imposible cumplimiento.

Las instalaciones son totalmente inadecuadas, las víctimas de violencia, sea cual sea su número se ven obligadas a permanecer en una habitación sin ventilación, de escasos metros cuadrados. Hay veces que hay en dicha sala seis o siete mujeres, prácticamente codo con codo.

No hay espacio habilitado para que permanezcan los letrados, que se ven obligados a permanecer horas y horas en los pasillos. Igualmente tampoco hay espacio habilitado  para que permanezca en las instalaciones judiciales los investigados no detenidos.

Ante esta situación, el Ilustre Colegio de Abogados de Cádiz considera que la comarcalización del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Algeciras lejos de contribuir a la eficacia de la Administración de Justicia en tan importante materia está produciendo el efecto contrario, por lo que la institución colegial reclama la recuperación de competencias por los Juzgados de La Línea y San Roque, exigiendo hasta entonces una solución inmediata a las carencias del Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Algeciras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *